Unknown2.jpg
 

la luz azul

Sabemos lo importante que es proteger nuestros ojos de los dañinos rayos UV
¿Pero qué sabemos acerca de los peligrosos rayos de luz azul? 

 

¿Cuánto tiempo pasa frente a una pantalla?

La mayoría de nosotros pasa una gran parte de nuestro tiempo frente a pantallas digitales. Estudios sugieren que el 60% de los colombianos pasa más de 6 horas, al día, frente a un dispositivo digital. [5]

 
 

¿Qué es la luz azul?

La Luz Azul es un color en el espectro de luz visible, que puede ser vistO por el ojo humano.

 

Sin embargo, el ojo humano es sensible solo a una región del espectro: la luz visible. La luz visible es la región del espectro electromagnético que es vista como colores: violeta, índigo, azul, verde, amarillo, naranja y rojo. La luz azul tiene una longitud de onda muy corta, y produce entonces una mayor cantidad de energía. Los estudios demuestran que, con el tiempo, la exposición a esta luz azul, al final del espectro electromagnético, causa serios daños —a largo plazo— en los ojos. [1]

La luz está compuesta de partículas electromagnéticas que viajan en ondas. Estas ondas emiten energía en un rango con alcance y fuerza. Entre más corta es la longitud de onda, más alta la energía. La longitud de las ondas se mide en nanómetros (nm), con 1 nm equivalente a una mil-millonésima de un metro. Cada longitud de onda se representa por un color diferente, y están agrupadas en las siguientes categorías: rayos gama, rayos-x, rayos ultravioleta, luz visible, luz infrarroja y ondas de radio. Juntas, estas longitudes de onda forman el espectro electromagnético. 

 Las longitudes de onda se miden en nanómetros (nm). 1 nanómetro es igual a una mil-millonésima de un metro. DMAE: Degeneración macular asociada a la edad.  [2]

Las longitudes de onda se miden en nanómetros (nm). 1 nanómetro es igual a una mil-millonésima de un metro.
DMAE: Degeneración macular asociada a la edad. [2]

 

La luz azul tiene una longitud de onda de entre 380 nm y 500 nm, lo que la posiciona como una de las longitudes de onda más cortas y más energéticas del espectro.

 

 

¿Dónde se encuentra la luz azul?

 
 

Está presente en todas partes.
En exteriores, la luz del sol atraviesa la atmósfera. 

EN INTERIORES, LA EMITEN LAS PANTALLAS DIGITALES COMO TELEVISORES, COMPUTADORES, TELÉFONOS MÓVILES Y TABLETAS. LOS EQUIPOS ELECTRÓNICOS Y TAMBIÉN LAS LUCES CONVENCIONALES O FLUORESCENTES. 

 

La luz azul natural vs. la luz azul artificial

La luz azul está en todos lados. En exteriores, la luz del sol viaja a través de la atmósfera. Las cortas y altamente energéticas longitudes de onda chocan con las moléculas de aire, causando que la luz azul se esparza por doquier. Esto es lo que hace que el cielo se vea azul. En su forma natural, nuestro cuerpo usa la luz azul del sol para regular los ciclos naturales de sueño y vigilia. Esto se conoce con el nombre de ritmo circadiano. La luz azul ayuda a mantener la alerta, a incrementar los tiempos de reacción, elevar los ánimos e incrementar el sentido de bienestar de los seres humanos. Las fuentes de luz azul artificial incluyen los dispositivos electrónicos como teléfonos celulares y computadoras, así como también bombillos convencionales, luces led y luces fluorescentes. 

Por qué debemos preocuparnos por la exposición a la luz azul

Las ondas de luz azul están entre las más cortas y más energéticas del espectro de luz visible. Como son cortas, estas longitudes de onda azules oscilan más rápido que las longitudes de onda largas y débiles. Este tipo de oscilaciones crea un resplandor que reduce el contraste visual y afecta la nitidez y claridad. 

Se demostró también que dicha oscilación y el deslumbramiento producido por la misma, está ligada directamente con fatiga visual, dolor de cabeza y fatiga física y mental. Con frecuencia, por la exposición prolongada tras varias horas de sentarse frente a una pantalla de computador o cualquier otro dispositivo electrónico. 

Los filtros naturales de nuestros ojos no proveen suficiente protección contra los rayos de luz azul provenientes del sol, ni mucho menos los que provienen de medios artificiales. La exposición prolongada a esta luz azul causa daño de retina y contribuye a la degeneración macular asociada a la edad, lo que conlleva a la pérdida de la visión. [2,3,4] 


 

¿Por qué el incremento en la exposición a la
luz azul?

 
 Pasar sólo dos horas frente a un dispositivo digital puede causar fatiga visual y desgaste. 

Pasar sólo dos horas frente a un dispositivo digital puede causar fatiga visual y desgaste. 

La evolución en la tecnología de pantallas digitales ha avanzado dramáticamente en los últimos años, y muchos de los dispositivos actuales utilizan tecnología LED para incrementar el brillo y la claridad de las imágenes. Estas luces LED emiten longitudes de onda de luz azul muy poderosas.

Teléfonos celulares, computadores, tabletas y televisores son algunos de los dispositivos que utilizan esta tecnología. Dado su uso casi que universal, estamos siendo expuestos gradualmente a más y más fuentes de luz azul y por periodos de tiempo cada vez más prolongados. 

 Las fuentes de luz azul incluyen: el sol, las pantallas digitales (televisores, computadores, teléfonos móviles, tabletas), dispositivos electrónicos y luces convencionales, LEDs y fluorescentes.  [1]

Las fuentes de luz azul incluyen: el sol, las pantallas digitales (televisores, computadores, teléfonos móviles, tabletas), dispositivos electrónicos y luces convencionales, LEDs y fluorescentes. [1]

 

la exposición a la luz azul

La mayoría de nosotros pasamos gran parte de nuestras horas de vigilia frente a pantallas digitales. Está demostrado que la luz azul causa parpadeo incesante y deslumbramiento. 

 

¿Cuáles son los efectos de la exposición a la luz azul?

La luz azul puede mejorar su estado de ánimo y su sensación de alerta, pero la exposición prolongada a la luz azul, de noche, reduce la producción de melatonina —la hormona que regula el sueño—, interrumpiendo su ritmo circadiano. 

Investigadores de Harvard demostraron la correlación entre la exposición a la luz azul, de noche, y varios tipos de cáncer (principalmente de seno y próstata), diabetes, enfermedad vascular, obesidad y un elevado riesgo de sufrir de depresión.

Se sabe que definitivamente la luz azul tiene estas consecuencias. Se desconoce a ciencia cierta el por qué tiene estos efectos en detrimento a su salud. Se cree que es debido a que la exposición prolongada a esta luz azul suprime la secreción de melatonina, y bajos niveles de melatonina podrían explicar la asociación con estos padecimientos. [2,3,4,5]

 

74% de los adolescentes entre 12 y 17 años tienen acceso a internet en sus teléfonos, tabletas y otros dispositivos móviles, al menos ocasionalmente. 

En las últimas dos encuestas americanas sobre niños con edades entre 12 y 15 años, publicadas en Julio de 2014, los investigadores en el Centro para el Control y Prevención de enfermedades (U.S. CDC) hallaron que cerca de tres cuartos de la población pasa al menos dos horas viendo televisión o utilizando un computador. 

La encuesta también encontró que el 15% de los adolescentes ve televisión por más de 4 horas, mientras que el 12% reportó el uso de sus computadores por más de 4 horas. Esto sin siquiera tener en cuenta el uso de teléfonos móviles. 

La Asociación Americana de Pediatría ha publicado serias recomendaciones sobre las limitaciones que deben imponer los padres para el acceso de sus hijos a las pantallas digitales. Especialmente durante la etapa de desarrollo. [8]


 

La luz azul y la fatiga visual digital

 
 
 Pasar sólo dos horas frente a un dispositivo digital puede causar fatiga visual y desgaste. 

La mayoría de nosotros pasa gran parte del tiempo frente a una pantalla digital. Ya sea el computador en el trabajo, nuestro teléfono móvil, jugando videojuegos o sólo relajándonos y viendo televisión. La fatiga visual digital es el nuevo término usado para describir las condiciones resultantes del uso prolongado de dispositivos electrónicos.

La fatiga visual digital es una condición médica con síntomas serios que afectan la productividad en el estudio y el trabajo. Los síntomas de la fatiga visual digital o síndrome de visión por computador, incluyen visión borrosa, dificultad para enfocar, ojos secos e irritados, migraña, dolor de cuello y espalda. La fatiga visual digital ha sobrepasado al síndrome del túnel del carpo como la condición médica número uno asociada al uso de computadores. [2]

Cerca del 70% de los adultos que reportan uso frecuente de medios digitales, experimentaron síntomas de fatiga visual digital, pero la mayoría no hizo nada para tratar su condición debido, en gran medida, a la falta de conocimiento. [10]

La fatiga visual digital no solo afecta a los adultos. Los niños también están en riesgo de sufrir fatiga visual digital debido al creciente uso de dispositivos digitales en edades tempranas. Los niños hoy tienen más herramientas digitales a su disposición que nunca antes: tabletas, teléfonos móviles, lectores digitales, videojuegos… De acuerdo a un estudio por la fundación Káiser, los niños y adolescentes entre 8 y 18 años, pasan más de 7 horas al día consumiendo medios electrónicos. Antes de los diez años, los ojos de los niños no están completamente desarrollados. Los lentes cristalinos y la córnea están aún traslúcidos y sobre-expuestos a la luz y tanta exposición es perjudicial. [1,2]


 

La luz azul y la degeneración macular

 

Hay evidencia médica creciente respecto a cómo la exposición a la luz azul, puede causar daño permanente de la visión; contribuye a la destrucción de las células en el centro de la retina y juega un rol fundamental como precursor de la degeneración macular asociada a la edad, lo que conlleva a la pérdida de la visión.

La melanina es la sustancia en la piel, cabello y ojos, que absorbe los nocivos rayos UV y de luz azul. Es el protector solar natural del cuerpo. Altos niveles de melanina proveen mayor protección; pero a medida que envejecemos perdemos melanina, tanto que para la edad de 65 años, hemos perdido la mitad de la protección, haciéndonos más susceptibles a enfermedades oculares como la degeneración macular. 

La retina es un tejido de múltiples capas, muy delgado, que recubre el globo ocular. La retina puede dañarse por la radiación de alta energía o luz azul y violeta que penetra el pigmento macular que se encuentra en el ojo. Una baja densidad del pigmento macular representa un factor de riesgo para la degeneración macular asociada a la edad, al permitir que más luz azul haga daño a la retina. 

Recientes estudios en la Facultad de Medicina de Harvard indican que “La luz azul de alta energía ha sido identificada, por años, como la luz más peligrosa para la retina. Después de la exposición crónica a ella, uno puede esperar un incremento en el número de degeneraciones maculares, glaucomas y enfermedades degenerativas de retina”. En un artículo reciente, publicado por la Fundación Americana de Degeneración Macular (AMDF) se reporta que “los rayos azules del espectro aceleran la degeneración macular asociada a la edad AMD, más que cualquier otro rayo del espectro”. [1, 9, 10]

¿Cómo protegerse?

El uso de gafas juega un papel fundamental en la protección de la visión contra los efectos de la luz azul.

Gafas de protección para interiores

Para interiores, en situaciones de poca luz o de noche, la tecnología con la que se fabrican los lentes oftálmicos de protección Blue Rx está diseñada para reflejar los rayos de luz azul altamente energética. Gracias a ingeniería oftálmica de punta, la porción de luz azul beneficiosa es filtrada y se deja pasar, impidiendo todo tipo de luz azul energética. 

De hecho, se puede percibir la protección de la tecnología con la que se fabrican los lentes Blue Rx, de inmediato. Gracias a la reducción de la cantidad de luz azul mejora de inmediato el contraste y se reduce el brillo de la pantallas a niveles no-perjudiciales. Dejándose de presentar la fatiga visual digital y proveyendo una experiencia visual libre de tensión. [6]

Luego del uso de la tecnología de los lentes Blue RX, sus usuarios no presentaron síntomas de tensión ni estrés visual. No más ojos secos. No más sensación de “arena” en los ojos. [6, 10]

Un estudio reciente del École d'Optométrie de la Universidad de Montreal encontró que:

  • Utilizar la tecnología con la que se fabrican los lentes Blue Rx ayuda a reducir los síntomas de fatiga visual casi por completo, durante exposición prolongada a pantallas digitales. 2,42 síntomas antes, contra 0,47 síntomas al usar la tecnología de lentes Blue Rx (p=0,04). [4, 6, 9]

  • Luego de utilizar la tecnología con la que se fabrican los lentes Blue Rx, los sujetos con síntomas de tensión visual (debido a exposición prolongada a pantallas digitales) manifestaron mejoras significativas en los siguientes síntomas: ojos secos, pegajosos y la sensación de “arena” en los ojos. [6, 9]

  • También reportaron una mejora significativa de la visión total, sobretodo en situaciones de interacción con dispositivos electrónicos y en situaciones de bajo contraste. [6]

Gafas de protección para exteriores

Si su visión no requiere corrección (es decir, algún tipo de aumento), unas buenas gafas de sol, con sus tintes o polarizado especial, son suficientes para absorber la radiación azul en los exteriores. 

Ahora bien, si usted necesita corrección, entonces la tecnología de los lentes Blue Rx le ofrecerá la máxima protección posible contra la luz azul. Protección que podrá combinar con el uso de lentes fotocromáticos. [6]


 

Consejos para mitigar la fatiga visual digital, causada por pantallas digitales

 

A medida que evoluciona a tecnología, más y más son utilizados los medios móviles, como tabletas y teléfonos inteligentes. Y nuevos dispositivos y tecnologías están siendo desarrollados; no es erróneo suponer, entonces, que nuestros ojos pasarán más tiempo fijados en una pantalla, bien sea en el trabajo, en el colegio o en los ratos de esparcimiento. Los siguientes son consejos útiles para mitigar la fatiga visual, causada por pantallas digitales. [3]

Use lentes Blue Rx

La tecnología de los lentes Blue Rx está diseñada para resolver el problema, por completo. Un buen sistema de lentes, adecuado a su fórmula, le ayudará a eliminar los efectos de la fatiga visual digital. Sin importar su edad, ésta protección le asegurará que continúe disfrutando de una visión sana, sin importar su corrección. [6]

Limpie su pantalla

Una superficie libre de polvo, grasas y huellas ofrece una mejor calidad visual y ayuda a reducir, en gran medida, el brillo de rebote (perjudicial). 

Atenúe las luces que le rodean

Reduzca la cantidad de luz que rodea su pantalla. Atenúe las luces interiores y cuando esté en exteriores, evite usar sus dispositivos directamente sobre la luz del sol.

Reduzca el brillo

Ajuste el brillo de su pantalla a través de la configuración de su dispositivo. Considere cambiar su fondo de pantalla, de colores brillantes, a tonos pasteles. Los filtros adicionales de reducción de brillo también son una alternativa. 

Parpadee más seguido

Recuerde parpadear más seguido. Mirar fijamente pantallas digitales afecta seriamente el número de veces que se parpadea, causando resequedad en los ojos y fatiga visual digital.

Limite el tiempo frente a las pantallas

Considere limitar la cantidad de tiempo que pasa frente a los dispositivos digitales. Pasar solo dos horas consecutivas, frente a una pantalla digital, causa fatiga visual digital. Los padres deben supervisar y limitar la cantidad de tiempo que sus hijos pasan frente a estos dispositivos. 

Ajuste su pantalla

Sin importar el tipo de dispositivo, las pantallas digitales deberían estar siempre directamente frente a su rostro y ligeramente más abajo del nivel de sus ojos. Mantenga los dispositivos de mano a una distancia segura de la vista. 

Incremente el tamaño del texto

Pruebe a incrementar el tamaño del texto para definir mejor el contenido de la pantalla y para hacer la lectura más confortable.


Seamos responsables 

El mundo ha cambiado. Debemos ser conscientes del uso adecuado de los dispositivos digitales. Tome pausas frecuentes. Aléjese de las pantallas y no olvide siempre sus lentes con tecnología Blue Rx mientras esté usando estos dispositivos. Con o sin fórmula, le garantizarán protección, confort y una salud visual para largo, muy largo rato. [3, 6]


Encuéntrenos

Usted se encuentra ubicado en Colombia. Nuestro distribuidor exclusivo en Colombia es Ópticas Univer. La cadena de salud visual integral más importante del país, con presencia en Barrancabermeja, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Manizales, Medellín, Pereira, Santa Marta, Valledupar y Villavicencio. 

 
 

Bibliografía

La información aquí presentada está soportada en investigaciones de las más prestigiosas universidad del mundo. A continuación se presentan las referencias bibliográficas para su revisión. 

  1. «Blue light has a dark side». Havard health publications <http://www.health.harvard.edu/newsletters/harvard_health_letter/2012/may/blue-light-has-a-dark-side>
  2. Kitchel, E, M.Ed (2000). «The Effects of Blue Light on Ocular». American Printing House for the Blind Health.<http://www.cclvi.org/contributions/effects1.htm>
  3. Grandchamps , A (2005). «La lumière». Formation des personnes-ressources en science et technologie. <http://www2.cslaval.qc.ca/cdp/UserFiles/File/telechargement/lumiere.pdf>
  4. «Health Effects of Artificial Light». Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks. <http://ec.europa.eu/health/scientific_committees/emerging/docs/scenihr_o_035.pdf>
  5. «DigitEYEzed: The Daily Impact of Digital Screens on the eye health of Americans». The vision council (2013). <http://www.thevisioncouncil.org/sites/default/files/TVCDigitEYEzedReport2013.pdf>
  6. Mattison, M (2012). «Controlling Blue Light with Ophthalmic Lenses». White paper.
  7. Teens and Technology 2013. Pew Research Center.  <http://www.pewinternet.org/2013/03/13/teens-and-technology-2013/>
  8. Kids Still Getting Too Much 'Screen Time': CDC.  <http://consumer.healthday.com/kids-health-information-23/adolescents-and-teen-health-news-719/u-s-kids-still-getting-too-much-screen-time-cdc-689571.html>
  9. L’étude de UDM : (À être validé par le client)
  10. « Effet du port d’un traitement réfléchissant les courtes longueurs d’onde sur les symptômes de fatigue visuelle » Nicolas Fontaine, O.D., M.Sc., F.A.A.O., Chercheur principal, professeur adjoint à l’École d’optométrie de l’Université de Montréal et Benoît Frenette, O.D., M.Sc.,Co-chercheur, professeur agrégé à l’École d’optométrie de l’Université de Montréal, ainsi que Jean-Marie Hanssens, O.D., M.Sc., Ph.D., Co-chercheur, Directeur clinique et professeur adjoint à l’École d’optométrie de l’Université de Montréal.